fbpx

¿Qué es?

La Leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria, causada por protozoo flagelado de la especie Leishmania infantum.

En nuestra área geográfica la leishmaniosis esta transmitida por la picadura de mosquitos del género Phlebotomus.

Cualquier perro es susceptible de contraerla, aunque la presentación de síntomas clínicos y su gravedad dependerá de la respuesta inmune del animal, además de las coinfecciones, la patogenicidad de la cepa y de las posibles reinfestaciones.

En la leishmaniosis canina los conceptos de infección y presencia de la enfermedad clínica no siempre son sinónimos.

 

Síntomas

Esta enfermedad produce una gran variedad de síntomas, dentro de los cuales encontramos:

  • CUTÁNEOS O MUCOCUTÁNEOS (80%): dermatitis exfoliativa, ulcerativa, papular, nodular, lesiones en trufa, lesiones en uñas e hiperqueratosis nasodigital.
  • GENERALES (40-60%): estado nutritivo deficiente, atrofia muscular, letargia, mucosas pálidas, epistaxis, linfadenomegalia, hepato-esplenomegalia, cojera o inflamación articular y fiebre.
  • OCULARES (1-50%): lesiones paralelares, conjuntivales, corneales y de esclerótica, uveítis, glaucoma, panoftalmia y lesiones en órbita.
  • OTROS (1-50%): renales, gastrointestinales, cardíacos, reproductivos o neurológicos.

 

Tratamiento preventivo

Debido a la gravedad de muchos de estos síntomas y al resultar una enfermedad crónica y con alto porcentaje de mortalidad, siempre es fundamental la prevención.

Hay diversos productos y combinaciones que se pueden tener en cuenta, aunque ninguna de ellas es 100% efectiva individualmente, por ello lo mejor es combinar más de una. Entre ellas encontramos:

  • Collar+pipeta
  • Collar/pipeta+ Domperidona (Leishguard®)
  • Collar/pipeta+Vacuna
  • Collar/pipeta+Domperidona+Vacuna

Y recuerda que en Faucan también disponemos de opciones de tratamientos preventivos complementarios naturales para ayudar aún más a tu mascota.